Aprende a ver luz donde otros ven oscuridad

Por Aixa M. Resto Camacho

Consejera Profesional Licenciada

Que triste se torna repetir el sentimiento de pérdida una y otra vez. Con los despidos gubernamentales y de la empresa privada, los puertorriqueños hemos caído en un ciclo de pérdidas continuas.

 La congoja, el desasosiego y la pena invaden a muchas familias porque la pérdida de un trabajo representa la incertidumbre de no saber si habrá suficiente dinero para pagar la casa, el carro, la comida y cubrir las necesidades básicas de un hogar. También representa para otros la pérdida de su identidad, porque aunque algunos no lo crean, el trabajo que realizamos determina nuestra personalidad y por ende, nuestra identidad. A través de él logramos pertenecer a un grupo y a un estatus social.

 Ese cuadro empeora cuando en la familia existen personas con condiciones de salud que ameritan entradas de dinero para sufragar los gastos de tratamientos por enfermedad.

 En algunos lugares, han sido ambos, (padre y madre) los afectados.

Estamos en un momento histórico en donde todos los miembros de la familia tienen que entender y aportar. Lo primero que hay que hacer es explicarles a todos la situación. Tienen que entender que habrá que hacer serios ajustes para sobrevivir. Hay que echar a un lado el orgullo y poner a correr la imaginación y sacar para afuera todas las destrezas que hasta ahora se habían mantenido ocultas.

 Habrá que retomar muy en serio la palabra economía. Hay que aprender a hacer de “tripas corazones”. Hacer más con menos. Trabajar de acuerdo a las prioridades. Olvidarnos de la vanidad y el que dirán.

Por ejemplo, tengo una vecina que tiene magníficos dotes en la cocina, pero no le había sacado provecho a esa habilidad. La situación económica la llevó a crear un pequeño negocio de hacer almuerzos saludables y con entrega a domicilio por sólo $5.00 y hasta ahora le está yendo muy bien.

Conozco jóvenes que lavan carros a domicilio, otros limpian patios. Muchachas que hacen tareas domésticas a personas incapacitadas o que necesitan ese servicio.

Es el momento de autoanalizarte y preguntar, en qué soy bueno o qué me gusta hacer. Pon tu mente a volar y manos a la obra. Como siempre he dicho, es momento de reinventarse, piensa que alguien puede necesitar de tus talentos y habilidades.

No te dejes afectar por el efecto dominó.  Entierra bien las raíces en el suelo, “pon bien los pies en la Tierra” y mantén la fe y la esperanza viva. El consumismo, la vanidad y el orgullo sólo conducen a la depresión emocional. Da gracias a Dios por todo lo que te ocurre porque te está dando la oportunidad de fortalecerte y de ver oportunidades donde antes veías escasez. Aleja de tu mente los pensamientos y rumores negativos. Dios nunca deja desamparados a quienes creen firmemente en su palabra y a quienes aprenden a ver la luz donde otros ven oscuridad.

 www.aixaresto.wordpress.com

Anuncios

octubre 1, 2009 at 6:57 pm Deja un comentario

No hay ovejas negras, sólo descarriadas

Por Aixa M. Resto Camacho

 Consejera Profesional Licenciada

La pérdida de un ser querido siempre ocasiona dolor y cuando la muerte es violenta, el dolor se intensifica.

Hoy tuve la oportunidad de visitar a una madre que perdió a su hijo por muerte violenta. La sombra de la duda y el comentario mordaz había ocupado las primeras páginas de los diarios. Detrás de esa fachada se escondía la congoja de una mujer que acababa de perder a su hijo más pequeño.

Ella como madre, sabía todas las tretas en las cuales él se había metido, sin embargo nunca lo abandonó. Se mantenía orando por el milagro de cambio en aquella “oveja descarriada, que para algunos era negra, pero para ella no tenía color”.

“Quiero recordarlo vivo, como en aquella mañana cuando lo vi. Mientras más se apartan los hijos del camino, más una se preocupa y ocupa de ellos. El era muy cariñoso y acostumbraba a saludar y besar a todos sus seres queridos, aunque fueran hombres. Le doy gracias a Dios porque esta tragedia pudo haber sido peor. En mi corazón no hay odio ni rencor contra quienes le hicieron esto. Pienso que también son seres inocentes y ya les perdoné”.

Son muchas las madres que sufren a diario esta triste situación. Una les enseña valores y amor a sus hijos, pero ellos crecen y hacen sus propias decisiones. Por eso para una madre no hay “ovejas negras, sólo temporeramente descarriadas”.

septiembre 11, 2009 at 11:11 pm Deja un comentario

En tiempo de crisis aliviana tu equipaje

 

Por Aixa M. Resto

Consejera Profesional Licenciada

Tal vez eres uno de los tantos que se ha quedado sin empleo. Posiblemente estés en una depresión porque te sobra el tiempo, pero no el dinero.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no estás solo. Hay miles de personas que están pasando por tu misma situación.

Una manera de asumir la adversidad con positivismo es darte cuenta de que después de haber pasado toda una vida trabajando, por vez primera tienes la oportunidad de encontrarte contigo mismo.

Siempre he sido partidaria de que la vida debe vivirse de manera sencilla. Y Dios nos está dando la oportunidad de aprender a vivirla de esa manera y un día a la vez.

Posiblemente eras de esas personas que te encantaba ir al supermercado y atestar la nevera y el congelador con decenas de libras de carnes, mariscos, vegetales, bolsas de papas y viandas, pastas, etcétera, que terminaban a veces en el zafacón de tan viejas o convertidas en hielo; o porque llegó una tormenta, se fue la luz y todo se dañó.

Ahora es momento de ser sabios y creativos. Compra sólo lo indispensable para vivir. Aliviana tu equipaje y tus gastos. Vive un solo día a la vez y verás como siempre habrá para suplir las necesidades y para pagar las deudas. Ten mente de economía, pero no de escasez.

Que tal si en vez de boicotear tu tiempo libre con pensamientos negativos de frustración y derrota, inviertes tu tiempo en caminar al aire libre por zonas verdes y de playa. Admira el paisaje que te rodea y aporta a una mejor calidad de vida protegiendo tu entorno. Reinvéntate y despierta tus habilidades. Aprende a darle gracias a Dios por tus nuevas condiciones de vida, tal vez eran necesarias para retomar las palabras sencillez, humildad, tolerancia y fe.

Aprende a apreciar los bienes materiales que tienes, pero más aún los grandes tesoros como la salud, los momentos de descanso y distracción. Cuando abras tus ojos, no olvides dar gracias por un nuevo día, porque puedes moverte, porque estás vivo.

Da un salto a la vida sencilla, saca tiempo para escuchar a tus hijos o a tu pareja, para conocer a tu vecino. Date un chapuzón en la playa, camina y respira. Siéntete vivo y nunca pierdas la fe de que “todo obra para bien” y que después de una noche oscura, siempre hay un sol que brilla para todos por igual, siempre y cuando nos demos la oportunidad de verlo.

agosto 14, 2009 at 8:24 pm Deja un comentario

La gratitud como elemento sanador

Por Aixa M. Resto Camacho

Consejera Profesional Licenciada / Maestra Reiki

“Nuestra vida comienza en el pensamiento, las emociones y en el lenguaje que usamos”.
Aixa M. Resto

La gratitud y la bendición van de la mano. Así se demuestra en la Biblia cuando el agradecimiento y la bendición significan alabar a Dios; desear el bien a una persona; dedicar una persona o cosa al servicio de Dios.

Los seres humanos somos energía. Esa energía, como los polos de una batería, tiene energía positiva y energía negativa. Cuando una persona escoge vivir en amor, agradecimiento, perdón, bendición y alabanza a Dios y a su voluntad, su energía tiene una vibración alta que atrae a su vida bienestar, positivismo, personas y circunstancias en similar vibración.

Por el contrario cuando una persona escoge vivir desde el odio, el rencor, el coraje y la insatisfacción consigo mismo y su entorno, entonces comienza a tener una vibración negativa y baja que atrae personas y circunstancias de igual vibración.

Como los seres humanos somos energía, esa misma energía la ponemos en nuestros pensamientos y emociones para convertirlas en palabras. Las palabras entonces se convierten en decretos y afirmaciones con una gran carga energética.

Así lo demuestra un experimento muy reconocido del japonés Masaru Emoto (Yokohama, 22 de julio de 1943) quien indicaba que las palabras y pensamientos escritos y dichos a un recipiente con agua a punto de congelar influirían sobre la forma de los cristales de hielo resultantes. Según Emoto, la apariencia estética de los cristales dependería de si las palabras o pensamientos eran positivos o negativos.

El poder de la palabra tiene también su base en la Ley de la Atracción basada en las “cosas similares se atraen”. Esto significa que los pensamientos que una persona posee (sean estos conscientes o inconscientes), las emociones, las creencias y las acciones atraen consecuencias que corresponden a experiencias positivas o negativas. A este proceso se le describe como “vibraciones armoniosas de la ley de la atracción”, o “tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia”.

La ley de atracción es una ley del universo que aplica a todos en el planeta sin excepción el 100% del tiempo y no es algo que una persona pueda elegir usar o no. Se compara con la Ley de Gravedad, ya que uno no puede decidir “no aplicar” o “no creer” en la gravedad en su vida. Una práctica común utilizada por los que siguen esta ley es el uso de las afirmaciones.

La Ley de Atracción también tiene su base en la Física Cuántica. Por ello los pensamientos tienen una energía que atraen energía similar. Para poder controlar dicha energía, hay que aplicar cuatro cosas:

  • Saber que es lo que uno quiere y pedirlo al Universo. (EL “universo” puede ser interpretado como Dios o La Energía Fuente)
  • Enfocar los pensamientos de uno mismo sobre el objeto deseado con sentimientos como entusiasmo o gratitud.
  • Sentir o comportarse como si el objeto deseado ya fue obtenido.
  • Estar abierto a recibirlo.

La ley de atracción es esencial para la comprensión de la condición humana y afirma que eres un imán viviente. De forma inevitable atraes hacia el círculo de tu vida a aquellas personas y situaciones que estén en armonía con tus pensamientos dominantes.

Si miras cada uno de los aspectos de tu vida, tanto positivos como negativos, te darás cuenta de que todo tu mundo está fabricado por ti y que, cuanta más carga emocional pongas en un pensamiento, más grande será la intensidad de la vibración y más rápidamente atraerás hacia tu vida a gente y situaciones que sean afines a dicho pensamiento.

Siempre que tengas claro lo que quieres y con la clase de gente que te conviene asociarte, terminarás arrastrándola dentro de tu vida. La gente feliz y alegre parece que atrae a otra gente alegre y feliz. La persona que posea conciencia de prosperidad parece que encuentra ideas y oportunidades para prosperar. La ley de atracción actúa en todas partes y en todo momento.

Puedes tener más, ser más y hacer más porque puedes cambiar como persona. Puedes cambiar tus pensamientos dominantes por medio de un riguroso ejercicio mental.

Puedes auto disciplinarte enfocando tus pensamientos hacia lo que te interese y rehusando pensar sobre lo que no te convenga, ya que lo que piensas es lo que atraes.

Todo en nuestro Universo es “aparentemente” sólido, pero en realidad no es así, nada es sólido, todo lo que existe está formado por conjuntos de moléculas, partículas y átomos que nos vemos regidos por el electromagnetismo.

La ley de la atracción nos dice que todo atrae a su igual y que todo aquello en lo que concentras tu atención es lo que expandes, lo que alimentas, lo que atraes sin cesar una y otra vez.

Ley de Causa y Efecto

En el libro de los Proverbios se dice que «lo que un hombre siembra es lo que cosecha». Pues bien, a esta versión de la ley de causa y efecto se le llama también  la ley de siembra y recogida; o sea, que lo que siembres será lo que recogerás o, invirtiendo la oración, lo que hoy cosechas es lo que has sembrado en el pasado.

Si en el futuro quieres recoger una cosecha diferente en cualquier terreno de tu vida, tienes que plantar desde ahora semillas diferentes; esta afirmación es perfectamente válida en el ámbito de las «semillas mentales».

La más importante interpretación que de la Ley de Causa y Efecto – o de siembra y recogida – puede hacerse es la de que «los pensamientos son causas y las condiciones efectos».

Tus pensamientos son las causas primarias de las condiciones de tu vida. Todo lo que forma parte de tu experiencia ha comenzado con alguna forma de pensamiento, ya sea tuyo o de alguien más.

Todo lo que eres o llegues a ser, será el resultado de tu modo de pensar. Si cambias la calidad de tu pensamiento, cambiarás la calidad de tu vida. El cambio de tu experiencia interior traerá consigo el cambio de tu experiencia exterior. Recogerás lo que has sembrado. Ahora mismo lo estás haciendo.

diciembre 9, 2008 at 4:58 pm Deja un comentario

Establece tu propia ruta al caminar

Por Aixa M. Resto Camacho                                                                                                                                                                                                                                  Consejera Profesional Licenciada / Maestra Reiki

La vida se compone de un largo camino donde cada paso debe estar acompañado de madurez y lecciones aprendidas para no cometer los mismos errores. Si no estableces una ruta al caminar y una meta, estarías andando por andar sin darle dirección y sentido a tu vida.

En el camino conocemos y dejamos a un lado personas, circunstancias, sentimientos y cosas. Esto es parte del proceso de crecimiento y del desapego. Cada tropezón nos debe hacer más sabios. Debe fortalecer nuestra valía y amor propio, porque a pesar de las duras pruebas hemos prevalecido, estamos vivos y con posibilidades de cambio y triunfo; si mantenemos la fe en Dios y en nosotros mismos.

Esa fe nos asegura que cuando nos reencontremos con nosotros mismos y con nuestros seres queridos tendremos la oportunidad de demostrarles quienes realmente somos. Volveremos a compartir nuestros sueños y alegría.

www.aixaresto.com aixaresto.wordpress.com

octubre 4, 2008 at 11:26 pm Deja un comentario

Suelta el pasado y dale alas a tu vida


Por Aixa M. Resto Camacho                                                                                                                                                                                                                                      Consejera Profesional Licenciada / Maestra Reiki

Una de las cosas más difíciles en la vida es soltar el pasado, porque significa renunciar a lo que hasta ahora has conocido como tu identidad y personalidad. La mayor parte de las personas que se miran al espejo, sólo ven su pasado y sus condicionamientos. Por eso viven en una constante programación y sin saber como cambiar de canal.

Tu pasado representa lo que sabes, lo que fuiste y viviste; te establece una estructura para sobrevivir; te oculta la imagen que se esconde tras la verdadera fachada que no quieres que descubran porque te hace sentir vulnerable. Por eso soltar el pasado duele tanto como quitarse la piel.

El pasado nos mantiene en un terreno conocido y cómodo. “Es mejor malo conocido que bueno por conocer”. “Es más cómodo seguir en el papel de víctima y que otros carguen con las culpas”. “Es más fácil no asumir la responsabilidad por mis decisiones y sus consecuencias”.

Sólo los que se atreven a soltarlo aprenden a vivir plenamente el aquí y el ahora.

Sólo los valientes se atreven a explorar su potencial. Sólo los valientes aceptan su verdadera divinidad, porque Dios no hace porquerías y porque nos ha dado libre albedrío.

Hoy te invito a que te atrevas a mirar de frente tus errores y a señalarlos con compasión. Hoy te invito a que te atrevas a perdonarte a ti mismo y a perdonar a todas las personas por las cuales te sentiste traicionada, herida o humillada. Ellos también actuaron desde su estado de conciencia, sus condicionamientos y su dolor.

Aprende a valorarte por lo que eres y no por lo que tienes. Aprende a ver que todos somos uno y lo que le haces o deseas a tu hermano, te lo haces y deseas a ti mismo y a tus seres queridos. Sacúdete de la herencia de tus padres, bendice tus genes y visualízate en paz, saludable y en amor. Lo que fue ya no tiene que ser. Tú eres el creador de tu vida y asuntos. Enfócate en las bendiciones que Dios te da cada día y aprende a vivir un día a la vez, pues cada día tiene su propio afán y su propia solución.

Aprende a dar gracias a Dios todos los días por lo bueno y lo no tan bueno, pues gracias a eso estás forjando ese nuevo ser que empieza a proyectarse en ti y en los demás. Disfruta cada día como si fuera el último y quítale el poder sobre ti a aquella situación que te afectó o aquella persona que te hirió. Sólo tú eres el amo de tu vida. Aprovecha esta oportunidad y crece, vibra, ama y vive. Dale alas a la libertad!!!! www.aixaresto.com aixaresto.wordpress.com

septiembre 27, 2008 at 10:36 pm 3 comentarios

Consejería Profesional y Reiki para sobrepasar crisis emocionales

Por Aixa M. Resto Camacho                                                                                     Consejera Profesional Licenciada

A través de épocas y civilizaciones, el ser humano ha curado haciendo uso de la imposición de sus manos. Nuestro gran Maestro lo fue Jesús quien imponía sus manos sobre quienes lo necesitaran y tuvieran fe, mostrando al mundo las más impresionantes sanaciones. Hoy la posibilidad de sanación a través de la imposición de las manos sigue presente. Esto es así porque cada persona se compone de torrentes de energía ubicadas en varios centros en el cuerpo, conocidos como chacras. También tenemos conductos de energía que atraviesan el cuerpo de norte a sur y de sur a norte llamados meridianos. Son ellos líneas de canalización de energías positivas y sanadoras.

El Reiki es una de esas ciencias médicas espirituales de sanación que integra la imposición de manos para sanar el cuerpo y la mente. Reiki es una palabra japonesa que significa Energía Vital Universal. “Rei” se refiere a la parte espiritual y “ki” es la energía vital en cada cuerpo. Este tratamiento logra establecer el balance o equilibrio del cuerpo a través de los chakras y otras partes del cuerpo. Eleva el nivel de vibraciones positivas de energía tanto dentro como fuera del cuerpo para mejorar la salud, tanto en el aspecto físico como en el mental y emocional.

Innumerables investigaciones científicas coinciden en que gran parte de las enfermedades se deben al propio estado mental, estrés, preocupaciones y conflictos con nosotros mismos y los demás. Es por eso que este tratamiento o terapia alternativa ya está siendo utilizadas en muchos hospitales en Estados Unidos y Madrid. Incluso hay investigadores que han integrado este método a sus tratamientos médicos con sus pacientes y en laboratorios. Por ejemplo la Dra. Gloria Gronowicz, investigadora de la Universidad de Connecticut, ha sido testigo del poder curativo del Reiki, al investigar a sanadores energéticos entrenados que realizaban Toque Terapéutico “Touch for Health” en su laboratorio a laminillas con células de huesos y tendones. Como resultado lograron estimular significativamente el crecimiento de esas células. También se ha descubierto que los pacientes de cáncer y otras enfermedades reaccionan mucho mejor a los tratamientos médicos cuando hacen uso del Reiki como tratamiento complementario.

Sus resultados proveen nueva evidencia de que existe un potente campo energético que, cuando es canalizado a través de manos humanas, puede influenciar en el curso de eventos a nivel celular. Mediante la imposición de manos del reikista limpia el cuerpo de toxinas y equilibra todas las energías corporales, liberando la energía bloqueada en el cuerpo. Además permite alcanzar un estado de relajación total y paz interior. A través de esta terapia se pueden aliviar dolores musculares, liberar emociones reprimidas, aumentar el nivel energético y anímico, rejuveneciendo todo el organismo. También se puede llegar a descubrir el origen del malestar del cuerpo y la mente llegando así a la raíz del problema.

En mi práctica privada combino la Consejería Profesional con el Reiki y los masajes terapéuticos para ayudar a las personas a sobrepasar sus crisis emocionales y de estrés. Para más información relacionada a este tema puede comunicarse al (787) 397-6870 o escribir a aixaresto@gmail.com

septiembre 20, 2008 at 2:11 pm Deja un comentario

Consejería y masajes terapéuticos, la puerta a una sanación integral

Por Aixa M. Resto Camacho                                                                                      Consejera y Masajista Profesional

Desde la infancia he escuchado que los seres humanos se componen de cuerpo, mente y espíritu. Sin embargo, esta aseveración ha tomado un nuevo enfoque en mi vida desde que he comenzado a verla desde un punto de vista holístico.

Definitivamente el ser humano es mucho más que un cuerpo. Esto implica que la mayor cantidad de dolencias y padecimientos que posee tiene sus raíces en sus pensamientos, emociones y en cómo se percibe con relación al mundo. Por ejemplo, un ser humano que se exige demasiado, que es inflexible ante la vida y que juzga y critica sin compasión, comúnmente es un ser humano de baja autoestima que anda buscando en los demás lo que no encuentra en sí mismo. Esto definitivamente crea un estrés tan grande en las personas que redunda en tensión física y emocional.

Los seres humanos somos energía pura y cada pensamiento negativo, cada acto no perdonado y cada resentimiento crea bloqueos en el cuerpo que provoca dolor físico y emocional.

Como Consejera Profesional Licenciada he comprobado que la raíz de la mayor parte de las dolencias físicas, tienen su origen a nivel emocional y espiritual. Por eso me doy a la tarea de combinar la consejería profesional con técnicas de manejo del estrés que incluye masajes terapéuticos con técnicas holísticas como el Reiki, el Shiatsu, el Masaje Sueco y la Reflexología.

Estas combinaciones permiten al cliente ventilar sus asuntos en un ambiente de seguridad, al mismo tiempo que entra en un estado de relajación como primer paso a una sanación integral. El principal resultado estriba en dormir más y mejor, así como en el comienzo de una vida con más amor hacia sí mismo y hacia los demás. Esto genera a su vez tolerancia, aceptación y una nueva manera de ver la vida.

Para más información puede comunicarse al (787) 397-6870 o entrar al website www.aixaresto.com

septiembre 7, 2008 at 6:38 pm Deja un comentario

Lo que necesitas es una cirugía en el alma

Por Aixa M. Resto Camacho                                                                             

Consejera Profesional Licenciada y Comunicadora

Todos los días se miraba en el espejo por largas horas para contar con detenimiento los cambios que quería hacerse en su figura. Quería perfilarse la nariz y reducir el volumen de los cachetes; disminuir las bolsas en sus ojos y la hinchazón en los párpados. Quería lucir un busto nuevo y hacerse varias liposucciones. Siempre comentaba con sus amigos y extraños los cambios que quería hacerse cuando tuviera dinero.

Aida era una mujer muy inteligente, pero ambiciosa. Tenía valores muy arraigados que la mantenían firme en su camino. Poseía el don de la palabra, por lo que la gente la escuchaba. Sin embargo, no era feliz. Cargaba un gran dolor que no le dejaba espacio para llenar su vida. Pasaba de la alegría al llanto con gran facilidad como si escondiera una fuerte depresión.

Un día, en la sala de espera de un doctor, comenzó a hacer su acostumbrado recuento de las cirugías que quería hacerse. Una mujer posó su vista en los ojos de Aida y con una sonrisa le dijo: “Quizás lo que tú necesitas es una cirugía en el alma”. Ese comentario le chocó y lo analizó por largas horas y días.

“Una cirugía en el alma…”, se dijo. “¿Será que estoy llena de ambiciones, pero carente de espiritualidad?”.  Las palabras seguían haciendo eco en su cabeza. “Una cirugía en el alma”…

Aida tomó muy en serio esas palabras, por lo que comenzó a hacer grandes cambios en su vida.  Se hizo varias liposucciones de amargura, coraje, resentimiento y culpas. Se realizó incisiones por donde botaba rencores y odio. Luego cosió las heridas con hilos de paz, aceptación y tolerancia. Se puso vendajes de esperanza y confianza.

Como parte del tratamiento añadió ejercicios de autoayuda y auto conocimiento. Se daba faciales y masajes de ternura y amor. De vez en cuando se daba baños de compasión, perdón y empatía. Se inyectó ampolletas de fe y muy pronto su espíritu se rejuveneció.

Tomaba batidas proteínicas de silencio, oración y meditación. Sentía cómo su vida se llenaba de deseos de vivir. La felicidad y la energía la acompañaban. Su aura irradiaba a lo lejos y su círculo de protección se engrandecía. Ahora estaba preparada para servir y ayudar a otros. Su camino se iluminaba; las puertas del cielo se abrían.

Su imagen cambió así como su vida. Comprendió que es bueno tener valores y ambiciones, pero hay que acompañarlos con un espíritu lleno. Internalizó que el fin primordial de los seres humanos en la Tierra es cultivar el espíritu, la conciencia y los buenos recuerdos, porque cuando partimos es lo único que nos llevamos. La satisfacción de servir, el don de dar, la alegría de compartir y el placer de amar son complementos indispensables para una vida eterna llena de gozo.

Hoy Aida siempre saca tiempo de su agitado día para reflexionar sobre lo que fue, lo que es y lo que será. Su sabiduría se amplió. Su presencia impacta la vida de otros y vive acompañada por un espíritu joven que la fortalece, le brinda creatividad y esperanza en la humanidad.

abril 27, 2012 at 1:35 pm Deja un comentario

Cómo ser feliz dentro de una crisis

Por Aixa M. Resto Camacho

Consejera Profesional Licenciada y Comunicadora

La aseveración de cómo ser feliz en una crisis puede parecerle a muchos una cosa de locos, pero créame, se puede.

Las crisis comúnmente proveen fortaleza a los que las superan. Si eres “la columna vertebral” de tu casa, tienes que mantenerte firme para que los otros no se derrumben. Y mientras estás en ese proceso tienes que aferrarte a algo, para no hundirte, y aquí es que se prueba la verdadera fe. La fe que mueve montañas.

Muchos buscamos a Dios fuera de nosotros, en el cielo, en las iglesias, en la naturaleza, pero pocos se dan cuenta de que Dios vive dentro de nosotros, en la Cámara Secreta del Corazón. Dios es Energía Vital que todo lo crea y nosotros somos una chispa divina de esa Energía o de ese Gran Sol Central. Por lo que todo lo que necesitamos ya lo tenemos, sólo tenemos que buscarlo dentro de nosotros. Ahí está la fe, la sabiduría, la paz interior, el estímulo que necesitamos para ser alquimistas convirtiendo los problemas en oportunidades de crecimiento y cambio.

Cuando buscas dentro de ti y entiendes nuestra relación divina con Dios, entonces te das cuenta de que también eres un ser creador y sanador. Entiendes que todas las situaciones que vivimos en la vida las hemos atraído de alguna manera porque son las lecciones que nos brindan la oportunidad de aprender y de cambiar. Quien no evoluciona no puede crecer, esto es aplicable a lo físico y a lo espiritual. De esto se trata la vida.

Somos seres de luz, pero tenemos que creerlo. Tenemos un gran potencial, pero tenemos que reconocerlo. Somos seres divinos viviendo una experiencia humana, pero tenemos que internalizarlo y vivirlo. Tan pronto lo asimilas, ves que todo tiene un propósito divino. Que detrás de cada aparente crisis hay un bien oculto.

Nos somos responsables de la felicidad de nadie, sólo de la nuestra. Cuando somos felices vibramos en una energía única que atrae nuevas oportunidades y bendiciones. Un ciego, no puede guiar otro ciego. Tienes que aprender a ver más allá de lo que tus ojos pueden ver. Una persona feliz tiene la fortaleza para enfrentar con éxito los retos de la vida. Una persona feliz puede guiar a otra que está en crisis.

La única vida que puedes controlar y cambiar es la tuya. Así es que la verdadera responsabilidad de nuestra felicidad recae en nosotros mismos. Como padres tenemos la tarea de guiar y enseñar valores a nuestros hijos, principalmente a través del modelaje. Sin embargo, eso no asegura que el hijo no tome un camino equivocado. Por lo tanto, cuando hemos cumplido a cabalidad con nuestra función de padres, entonces nos convertimos en simples observadores de los acontecimientos. Intervenimos cuando se nos permite y hasta donde se nos permite. El resto del tiempo somos simples acompañantes del proceso, dando amor incondicional, siendo solidarios en los momentos en los que se nos requiera y aprendiendo a ver en nuestros hijos esa parte divina y sabia que también ellos poseen pero que todavía no lo han descubierto. Lo mismo se aplica a los hermanos, las parejas, los amigos, etc.

Siempre tienes que tener presente que ese ser que está a tu lado y que está en crisis tiene todo el potencial de salir airoso de la situación. Puedes ayudarlo sirviéndole como guía, visualizándolo lleno de luz, de sanación y libre, como Dios lo creó. (Publicado en El Nuevo: http://www.elnuevodia.com/comoserfelizdentrodeunacrisis-1240634.html

abril 22, 2012 at 6:46 pm Deja un comentario

Somos cocreadores de nuestra vida ©®

 Por Aixa M. Resto                                                                                                                                                                                                                                   Consejera Profesional Licenciada/Comunicadora

Somos cocreadores de nuestra vida. Día a día tomamos el cincel de los pensamientos, las emociones y las actitudes para crear la obra maestra que es nuestra vida. Dios nos ha dado libre albedrío para crear lo que estamos viviendo. Llegó el tiempo de preguntarnos: ¿Estoy contenta(o) con lo que he creado o debo moldearme de nuevo? La buena noticia es que si no estás contento con alguna parte de tu vida, tienes el poder de cambiarla.

Siempre hay espacio para desaprender lo aprendido y crear un nuevo aprendizaje y un nuevo yo. Aprende a aceptarte tal como eres, pero si en el intento desapruebas algunas de tus zonas oscuras, entonces aprende a iluminar tu ser haciendo uso del perdón y la sanación interior. Comienza a verte como un ser que es mucho más que carne, hueso e inteligencia. Comienza a verte como un ser espiritual; hecho a imagen y semejanza de Dios, querido y con todo el potencial para lograr la meta que te has propuesto alcanzar. “No se enciende una luz y se pone debajo de una vasija, sino sobre el candelero para que alumbre a todos”. Mateo 5:15-16

Gracias Dios porque en mi proceso de crecimiento y desarrollo espiritual puedo contar contigo. Gracias porque mientras me abro a las bendiciones, estoy trazando la ruta para que otros me vean como un mentor y un amigo. Gracias por darme la oportunidad de servir, guiar y amar. Gracias por hacer de mí una criatura nueva. Gracias Señor. Amén, Amén y Amén.

noviembre 25, 2009 at 10:19 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Categorías