La gratitud como elemento sanador

diciembre 9, 2008 at 4:58 pm Deja un comentario

Por Aixa M. Resto Camacho

Consejera Profesional Licenciada / Maestra Reiki

“Nuestra vida comienza en el pensamiento, las emociones y en el lenguaje que usamos”.
Aixa M. Resto

La gratitud y la bendición van de la mano. Así se demuestra en la Biblia cuando el agradecimiento y la bendición significan alabar a Dios; desear el bien a una persona; dedicar una persona o cosa al servicio de Dios.

Los seres humanos somos energía. Esa energía, como los polos de una batería, tiene energía positiva y energía negativa. Cuando una persona escoge vivir en amor, agradecimiento, perdón, bendición y alabanza a Dios y a su voluntad, su energía tiene una vibración alta que atrae a su vida bienestar, positivismo, personas y circunstancias en similar vibración.

Por el contrario cuando una persona escoge vivir desde el odio, el rencor, el coraje y la insatisfacción consigo mismo y su entorno, entonces comienza a tener una vibración negativa y baja que atrae personas y circunstancias de igual vibración.

Como los seres humanos somos energía, esa misma energía la ponemos en nuestros pensamientos y emociones para convertirlas en palabras. Las palabras entonces se convierten en decretos y afirmaciones con una gran carga energética.

Así lo demuestra un experimento muy reconocido del japonés Masaru Emoto (Yokohama, 22 de julio de 1943) quien indicaba que las palabras y pensamientos escritos y dichos a un recipiente con agua a punto de congelar influirían sobre la forma de los cristales de hielo resultantes. Según Emoto, la apariencia estética de los cristales dependería de si las palabras o pensamientos eran positivos o negativos.

El poder de la palabra tiene también su base en la Ley de la Atracción basada en las “cosas similares se atraen”. Esto significa que los pensamientos que una persona posee (sean estos conscientes o inconscientes), las emociones, las creencias y las acciones atraen consecuencias que corresponden a experiencias positivas o negativas. A este proceso se le describe como “vibraciones armoniosas de la ley de la atracción”, o “tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia”.

La ley de atracción es una ley del universo que aplica a todos en el planeta sin excepción el 100% del tiempo y no es algo que una persona pueda elegir usar o no. Se compara con la Ley de Gravedad, ya que uno no puede decidir “no aplicar” o “no creer” en la gravedad en su vida. Una práctica común utilizada por los que siguen esta ley es el uso de las afirmaciones.

La Ley de Atracción también tiene su base en la Física Cuántica. Por ello los pensamientos tienen una energía que atraen energía similar. Para poder controlar dicha energía, hay que aplicar cuatro cosas:

  • Saber que es lo que uno quiere y pedirlo al Universo. (EL “universo” puede ser interpretado como Dios o La Energía Fuente)
  • Enfocar los pensamientos de uno mismo sobre el objeto deseado con sentimientos como entusiasmo o gratitud.
  • Sentir o comportarse como si el objeto deseado ya fue obtenido.
  • Estar abierto a recibirlo.

La ley de atracción es esencial para la comprensión de la condición humana y afirma que eres un imán viviente. De forma inevitable atraes hacia el círculo de tu vida a aquellas personas y situaciones que estén en armonía con tus pensamientos dominantes.

Si miras cada uno de los aspectos de tu vida, tanto positivos como negativos, te darás cuenta de que todo tu mundo está fabricado por ti y que, cuanta más carga emocional pongas en un pensamiento, más grande será la intensidad de la vibración y más rápidamente atraerás hacia tu vida a gente y situaciones que sean afines a dicho pensamiento.

Siempre que tengas claro lo que quieres y con la clase de gente que te conviene asociarte, terminarás arrastrándola dentro de tu vida. La gente feliz y alegre parece que atrae a otra gente alegre y feliz. La persona que posea conciencia de prosperidad parece que encuentra ideas y oportunidades para prosperar. La ley de atracción actúa en todas partes y en todo momento.

Puedes tener más, ser más y hacer más porque puedes cambiar como persona. Puedes cambiar tus pensamientos dominantes por medio de un riguroso ejercicio mental.

Puedes auto disciplinarte enfocando tus pensamientos hacia lo que te interese y rehusando pensar sobre lo que no te convenga, ya que lo que piensas es lo que atraes.

Todo en nuestro Universo es “aparentemente” sólido, pero en realidad no es así, nada es sólido, todo lo que existe está formado por conjuntos de moléculas, partículas y átomos que nos vemos regidos por el electromagnetismo.

La ley de la atracción nos dice que todo atrae a su igual y que todo aquello en lo que concentras tu atención es lo que expandes, lo que alimentas, lo que atraes sin cesar una y otra vez.

Ley de Causa y Efecto

En el libro de los Proverbios se dice que «lo que un hombre siembra es lo que cosecha». Pues bien, a esta versión de la ley de causa y efecto se le llama también  la ley de siembra y recogida; o sea, que lo que siembres será lo que recogerás o, invirtiendo la oración, lo que hoy cosechas es lo que has sembrado en el pasado.

Si en el futuro quieres recoger una cosecha diferente en cualquier terreno de tu vida, tienes que plantar desde ahora semillas diferentes; esta afirmación es perfectamente válida en el ámbito de las «semillas mentales».

La más importante interpretación que de la Ley de Causa y Efecto – o de siembra y recogida – puede hacerse es la de que «los pensamientos son causas y las condiciones efectos».

Tus pensamientos son las causas primarias de las condiciones de tu vida. Todo lo que forma parte de tu experiencia ha comenzado con alguna forma de pensamiento, ya sea tuyo o de alguien más.

Todo lo que eres o llegues a ser, será el resultado de tu modo de pensar. Si cambias la calidad de tu pensamiento, cambiarás la calidad de tu vida. El cambio de tu experiencia interior traerá consigo el cambio de tu experiencia exterior. Recogerás lo que has sembrado. Ahora mismo lo estás haciendo.

Anuncios

Entry filed under: Artículos de consejería. Tags: , , , , .

Establece tu propia ruta al caminar En tiempo de crisis aliviana tu equipaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías


A %d blogueros les gusta esto: