Brilla con luz propia

octubre 25, 2007 at 6:18 pm 2 comentarios

Por Aixa M. Resto Camacho CPL
Consejera Profesional Licenciada

Era un árbol hermoso. Sus ramas se esparcían hacia el cielo y estaban repletas de manzanas rojas que brillaban a la luz del sol. Todos deseaban probarlas, pero muchas serpientes pendían de las ramas, listas para dar el zarpazo a quienes se atrevieran a tomarlas. Por gustar de la carne, no comían ni dejaban comer.

Llegó la noche y una luciérnaga juguetona se sintió atraída por aquella luz que brillaba con el reflejo de la luna. Sin saber que su osadía podía costarle la vida, se acercó y sintió un movimiento repentino, como un latigazo que casi la desaparece de un bocado.

Había comenzado el asecho. Asustada continuó su vuelo cercano a la Tierra y mientras miraba hacia atrás veía a una inmensa serpiente que parecía no tener frenos ni reparo en perseguirla para comerla. Incrédula ante la persecución de la serpiente, la luciérnaga dio lo mejor de sí para escapar y cuando se dio cuenta que era inútil, se detuvo y le dijo a la serpiente: “Sé que me persigues para comerme, pero antes de hacerlo explícame porqué lo haces, ya que no te he hecho nada ni pertenezco a tu cadena alimenticia”.

La serpiente le contestó: “Es que me molesta que brilles con luz propia”.

¿Te ha pasado alguna vez esto a ti? ¿Te has sentido perseguido y menospreciado por otros, que embriagados por el poder y la envidia han intentado devorarte, sólo porque brillas con luz propia? ¿Te has preguntado por qué?

Dios le dio a cada ser humano la capacidad de amar y de tener dones. También les dijo que hicieran uso de ellos (los dones) porque a aquél que los utilice se les duplicará y a aquél que los guarde sólo para sí mismo, se les quitará.

Dios también nos dio la capacidad de la sabiduría y el aprendizaje. El término sabiduría es mucho más profundo que el aprendizaje, porque va de la mano con los valores y las experiencias que se adquieren en nuestro pasar por la vida. Sin embargo, a veces confundimos la educación con la instrucción.

Una persona puede ser muy educada, pero poco instruida y tener un caudal de valores muy arraigado. Por otro lado, existen personas muy instruidas, quizás con doctorado, que menosprecian y faltan el respeto a los demás, pensando que valen menos porque no tienen su nivel académico. Pasan por alto que el “don de gente”, la compasión, el respeto a la dignidad del ser humano y el perdón son dones que deben estar inherentes a la sabiduría.

Ahora te corresponde a ti contestar en cuál de los bandos estás, en el bando de los sabios o de los instruidos. Lo ideal sería que estuvieras en ambos bandos, porque la ampliación instructiva debería volver a las personas más sabias, aunque no siempre es así.

Por otro lado, el amor y el odio forman parte de la dualidad humana, pero ambos se repelen cuando provienen de personas distintas. De ahí que a veces sientas a tu cuerpo o espíritu repeler a alguien que está a tu lado. Debido a que somos seres de energía y vibraciones, nuestro cuerpo y nuestra intuición nos alertan de quienes nos quieren bien o mal. Cuando esto te ocurra activa tu cubierta angelical y dale poder sólo al bien.

Llegó el momento de alertar tus sentidos, agrandar tu amor y procurar brillar con luz propia; aunque la serpiente de la envidia te persiga. Confía en Dios y en tu intuición. Sé educado, instruido y sabio. Amplía tu lista de valores y pon a funcionar tus dones. Recuerda que cuando andamos de la mano del bien los que atentan contra nosotros son confundidos, avergonzados y expulsados del reino de los justos. Esa es promesa de Dios.

Anuncios

Entry filed under: Artículos de consejería. Tags: , , .

Lecciones y bendiciones Deje el maltrato en el pasado

2 comentarios Add your own

  • 1. Sandra Maria  |  octubre 21, 2008 en 7:47 pm

    Un comentario colmado de paz, sabiduría e inteligencia. Gracias

    Responder
  • 2. Fletcher Rico  |  mayo 29, 2010 en 6:59 am

    Incredibly awesome post! Really..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Categorías


A %d blogueros les gusta esto: